es Español

Las CBDCs y el interés público

Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on email
Share on whatsapp
""El criterio primordial para evaluar las monedas digitales es el de determinar si sirve al interés público""

El BIS acaba de publicar un documento sobre el dinero público digital sumamente interesante: «CBDC,s: an oportunity for the monetary system«

Cuando todavía se escuchan algunas voces defendiendo que no haría falta introducir las CBDCs para resolver los problemas de nuestro sistema actual, el documento del BIS es rotundo al hablar de los beneficios del dinero público digital.

El BIS subraya el carácter de dinero seguro de las CBDCs frente a los depósitos bancarios que son activos con riesgo y no deja dudas sobre la importancia de que el dinero digital sea un pasivo del banco central en vez de unas promesas de pago privadas.

El otro beneficio que recorre todo el documento es el de que las CBDCs asegurarán que los servicios de pago se presten por entidades privadas (bancos y no-bancos) en un marco de competencia que potencie la innovación.

Pero quizá la declaración mas importante , cuando estamos viendo la defensa de intereses particulares en las propuestas de digitalización del dinero, es esta afirmación: «El criterio primordial para evaluar un cambio en algo tan central como el sistema monetario debe ser el de determinar si sirve al interés público». Dedica todo un apartado a esta cuestión donde explica que la confianza en unas instituciones publicas como los bancos centrales debe considerase como un «bien público»

Por otra parte el documento del BIS tiene también el interés de ponernos al día de algunas cuestiones claves en el diseño de las CBDCs como la protección y gobernanza de los datos, las tecnologías de registros, la concreción del papel del Estado y la iniciativa privada, y los problemas de prácticas anti-competencia que puede plantear la entrada de las Bigtech en los servicios de pago. Y el ultimo apartado se dedica a la dimensión internacional del dinero publico digital que es un asunto clave para conseguir en dejar atrás la pésima calidad y el ingente coste de los pagos inter fronterizos.

No es la primera vez que elogio el papel que está jugando el BIS en favor de un cambio trascendental del sistema monetario. Esperemos que siga en esta línea porque el trabajo del BIS es un ejemplo extraordinario de la coordinación internacional. Y la cooperación global es un ingrediente imprescindible para que tenga éxito la introducción del dinero público y seguro que , como decía hace unos días Josh Ryan-Collins en el Guardian , representa «el cambio del sistema monetario mas importante en los últimos 200 años»

Si te ha resultado interesante el artículo,

te invitamos a compartirlo por Redes Sociales

Las CBDCs y el interés público
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on facebook
Facebook
Share on email
Email

Sobre el autor

Miguel A. Fernández Ordóñez

Miguel A. Fernández Ordóñez

Economista del Estado. Ex Gobernador del Banco de España y miembro del Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (ECB). Actualmente imparte Seminarios sobre Política Monetaria y Regulación Financiera en la IEUniversity.

2 respuestas

  1. Creo que la referencia más cercana del cambio que se avecina son los acuerdos de BW, supusieron el comienzo de una etapa basada en la confianza en las instituciones, no en las reservas de oro (años más tarde) y el desarrollo de los mercados financieros y acuerdos legales que protegían su funcionamiento. En la situación actual el esquema en torno al dinero fiat ha de reinventarse ante la llegada de nuevas formas y competidores. Cuando lleguen los CBDC, la cuestión es como hacer operativo y rentable el sistema de 2 niveles y como operatividad los CBDC a nivel internacional para evitar efectos de red o dolarizaciones digitales que transformen el orden monetario. La reflexión también es por que el orden monetario actual es óptimo, o si solo es el punto de la evolución en el que ahora estamos. La falta de cooperación monetaria (con China como exponente de una agenda propia y las grandes tecnológicas) son las dos mayores amenazadas en este momento.

  2. La implantación del CBDC es un proceso que no tiene vuelta atrás, basta con ver cómo ha ido evolucionando la opinión del BIS, entre otras instituciones financieras, sobre el asunto a lo largo de los últimos tres años.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros artículos por este autor

Contacto

Rellene el formulario y alguien de nuestro equipo se pondrá en contacto con usted brevemente.